cata zonas erogenas hombres

5 ZONAS ERÓGENAS DE LOS HOMBRES QUE DEBEMOS CONOCER

Por CATALINA LÓPEZ PLACENCIO / @Catalopezok

Siempre leemos acerca de qué hacer o decir para enloquecer a nuestra pareja, y dejamos de lado algo que resulta ser clave, y es que existen zonas erógenas de ellos que conociéndolas, nos permitirán fascinarlos sin mayor esfuerzo, llevándolos al máximo placer.

Debes saber primero que las zonas erógenas no solo son aquellas sensibles al tacto. También podemos excitarlos sexualmente con otros sentidos, principalmente la vista. Los hombres son muy visuales y debemos aprovechar eso. Pero si vamos a lo físico, éstas son las partes de su cuerpo que no puedes dejar de considerar, además, contar con esta información te hará sentir mucho más confiada a la hora del sexo.

1- Labios, el comienzo. Los labios son el punto por el cual empieza todo. Un primer beso apasionado, sentir el roce mutuo de las bocas, la saliva…todos estos elementos hacen que entremos en una primera fase de excitación imparable. Puedes probar jugar con sus labios, mordiéndole o pasando tu lengua por estos. Sentirás como empieza a querer más.

2- Orejas, el punto débil. Para nadie es un secreto que las orejas son un punto bien sensible para ambos sexos. Aunque no lo creas, unas caricias, besos e incluso mordiscones en los lóbulos de las orejas pueden llegar a ser muy excitantes. ¡Inclúyelas sí o sí en el juego previo! Sin embargo, ojo, no da lo mismo cualquier oreja. La izquierda debe ser la preferida, ya que la derecha está conectada al lado del cerebro que corresponde a las emociones, y lo que nosotras queremos hacer, es despertar sensaciones, y éstas están ubicadas en la zona izquierda.

3- Cuello, un lugar muy estimulante. ¿A quién no le excitan los besos en el cuello? ¡Son increíbles! Esta zona tiene muchas terminaciones nerviosas sensibles a los estímulos, sobre todo el área de la clavícula y la línea donde comienza el cabello. Lo ideal es combinar dos movimientos: acaricia el cuello mientras mordisqueas suavemente el lóbulo de sus orejas y lo enloquecerás.

4- Zonas genitales, placer asegurado. Yendo más hacia abajo y acercándonos a los genitales, tenemos una de las zonas erógenas masculinas más importantes: el escroto. Recuerda que las caricias deben ser suaves (usa la yema de tus dedos) porque los testículos y el saco escrotal en sí son extremadamente sensibles. También puedes presionar el área del perineo (la parte posterior del escroto), con la yema de los dedos y podrás inducir o retomar una erección.

5- Pene, sensibilidad pura. Ok, ahora seamos un poco más atrevidas y arriesgadas. El glande (la cabeza) es por lo general la parte más sensible de su pene. Enfocándote en esta área lograrás enloquecerlo de seguro. Atrévete y prepárate para ser bien retribuida, pues esto genera en ellos descontrol total.

De todas maneras, no te sientas obligada a hacer ninguna de estas cosas. Los hombres ya quedan bastante agradecidos si tienen relaciones sexuales. A decir verdad, algunos se quedarán petrificados si te pones muy salvaje, así que estudia

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>