ana-decir-malas-palabras-ok

BENFICIOS Y CONTRAS DE DECIR “MALAS PALABRAS” ¡CONÓCELOS!

Por ANA GABRIELA ROJAS / @AnaGabrielaRoj8

Algunas veces nos encontramos diciendo “malas palabras” o groserías. ¿Tiene esto algún beneficio? O, ¿habrá que aprender a moderar ese lenguaje?

Cuando hablamos de decir “malas palabras” nos referimos a la intención emocional que se ha puesto en ella, a su connotación y que de manera social consensuada, interpretamos como vulgar u ofensiva al tiempo que se relacionan generalmente a la rabia o el miedo.

Algunos beneficios

De acuerdo a recientes estudios, verbalizar groserías podría ser una conducta bastante beneficiosa asociada sobre todo a la descarga de emociones desagradables. Según el Magazine Psicology Today, “tendría un efecto de tipo analgésico; esto lo puedes observar cuando te golpeas y dices algún garabato a modo de calmar y sobrellevar ese dolor”. “Yo aconsejaría a la gente que digan groserías cuando se lastimen… maldecir aumenta la confianza en uno mismo. Esto porque le resta importancia a nuestras debilidades y nos hacen mantener mejor el control sobre nuestras reacciones”, enfatiza Richard Stephens, psicólogo de la Universidad de Keele en Inglaterra.

Además de lo anterior, el uso de “palabrotas” estaría relacionado a una forma de auto protección, es decir, como un mecanismo para la supervivencia y la conservación, al mismo tiempo que reforzaría la honestidad y el relajo.

¿Quieres dejar de utilizar este tipo de palabras? 

Hay lugares y situaciones en donde se hace necesario no utilizar este tipo de lenguaje, como por ejemplo, durante una entrevista de trabajo, en presencia de niños, etc. Entonces si tu intención es medir mejor tus palabras, ya que además de cuando en cuando lastimas a otra persona en sus sentimientos, puedes probar el re-educarte si así lo deseas.

1.-Para ello puedes por ejemplo proponerte el no utilizar ese tipo de vocabulario durante ciertos períodos de tiempo y/o en determinadas circunstancias.

2.-Obsérvate y modula de forma consciente la forma en que te expresas, utilizando otras palabras en vez de esas, tratando de explicar de la mejor forma posible lo que quieres comunicar.

3.-Cuando creas haber lastimado la sensibilidad de alguien debido al uso de tus palabras “inadecuadas”, pide entonces las disculpas correspondientes según sea el caso.

Lo importante será entonces el cómo manejes tu conducta, te sientas mejor y al mismo tiempo no dañes ni hieras a otro.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

'