BOTOX

BÓTOX… Para combatir las arrugas, la clave es prevenir

El uso de productos adecuados para cada tipo de piel, protección solar, tener una alimentación saludable y someterse a tratamientos no quirúrgicos, como la toxina botulínica tipo A,  contribuyen a retardar la aparición de arrugas en el rostro.

Para nadie es novedad que, a medida que pasan los años, nuestra piel va perdiendo una serie de propiedades que posibilitan la aparición de las indeseadas líneas de expresión. Si a esto se suma un estilo de vida estresado, una mala alimentación, la contaminación, el tabaco y largas horas de exposición al sol, nos da como resultado un mundo ideal para la formación de las arrugas. ¿Qué podemos hacer al respecto? De acuerdo a los expertos, la clave es prevenir.

Medicina antiedad: la nueva tendencia mundial

Si bien en nuestro país ha aumentado el número de pacientes menores de 35 años que acuden a un especialista para consultar por su salud o las arrugas, aún sigue siendo un porcentaje menor, respecto a los que van pasada esa edad. De acuerdo al dermatólogo Rodolfo Klein, de la Clínica Klein & Klein: “Es importante cambiar estas cifras porque el cuidarse por dentro y por fuera en forma oportuna, podría evitar muchos problemas a futuro”.

La nueva tendencia mundial es la medicina antiedad, la cual apunta a identificar en forma precoz los riesgos potenciales de cada persona, a través de una buena historia clínica o exámenes genéticos, para indicar los tratamientos más adecuados y conseguir así un equilibrio que permita verse y sentirse más joven.

Según el doctor: “Un uso precoz de Botox®, en el lugar, momento y cantidad adecuada, contribuiría a retardar la aparición de arrugas de expresión”. La utilización de toxina botulínica en el caso de personas jóvenes, busca retardar la aparición de arrugas y que éstas sean menos profundas. “La piel está constantemente autoreparándose y, en el caso de las arrugas, el colágeno tiende a recuperarse, pero como el movimiento persiste, se vuelve a dañar. El Botox®, al relajar el músculo, permite que la regeneración actúe de mejor forma”, destaca el profesional.

Crear hábitos de cuidado

A su vez, los entendidos en el tema, hacen especial énfasis en que el cuidado de la piel debe comenzar a temprana edad. Los padres cumplen un rol fundamental para crear conciencia sobre esto, primero, incentivando el uso de fotoprotección cuando son niños, y después, enseñandoles acerca de una correcta higiene y humectación, tratando así las diversas patologías propias de la edad, cuando son adolescentes.

Cuidar la piel desde temprana edad es una “inversión” a futuro, ya que no sólo previene las arrugas sino que también otras señales de envejecimiento, como las manchas café, venitas dilatadas, piel gastada, cáncer a la piel, entre otras. “Si la piel es protegida no sólo con cremas y fotoprotección, sino que también se le agrega una dieta antiedad, el resultado será tremendamente positivo”, agrega el dermatólogo.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>