ok destacada pilar sordo

CASAS Y NO HOGARES

Por PILAR SORDO / @PilarSordo1

El otro día un niño en un colegio me dijo que estaba de acuerdo conmigo en que tenía que apagar las “pantallas” y compartir más con su familia. Luego se quedó pensando y me preguntó que hacía después de eso. En realidad la pregunta era adonde se iba a instalar, haciendo referencia a que todo estaba tan ordenado dentro su casa que no tenia donde estar, donde jugar sin alterar esa realidad. ¿Cómo es esto?

Esa pregunta me hizo pensar en un concepto que hace tiempo tengo dando vueltas en mi cabeza, y que tiene que ver con nuestra tendencia a tener “casas pilotos”. Estas son casas perfectas como para que cualquier fotógrafo incluso diseñador de interiorer pudiera sacarles fotos y publicarlas en una revista de decoración. Y ojo, no me refiero a las casas “caras”, sino que a todas en las que ya no hay cojines aplastados, plumas que se salen, manchas en los sillones, vasos rotos porque había niños corriendo y los botaron sin querer, es decir, casas con vida dentro de ellas.

Cada día tendemos más a tener casas “perfectas” y menos hogares. Buscamos que, con pocos o muchos recursos todo combine, pero dejamos de lado cosas tan simples pero tan llenas de sensaciones, ésas que aportan tanto al sentimiento de pertenencia, de familia, ésas que recordarán felizmente nuestros hijos de su infancia cuando ya sean adultos. Hoy, hay poco olor a cebolla, a pan tostado, a comida casera. Cada vez hay menos calor en nuestras casas, ese que sale del alma y que evidentemente no se compra en ninguna parte.

El concepto de casa piloto grafica perfecto lo que quiero decir, donde se resalta lo bonito, lo aparente y no lo profundo, lo verdadero, lo significativo; donde cobra mayor importancia lo ordenado por sobre la vida y el movimiento, es cómo si nuestras casas fueran solo hoteles.

Quizás por esto es que a pesar de trabajar tanto para tenerlas lo más lindas posible, casi no estamos dentro de ellas, ni siquiera para reunirnos, ni para celebrar, todo se tiende a hacer afuera; y no porque sean, quizás, demasiado pequeñas, sino porque absurdamente no queremos desordenar.

Tratemos de volver a tener hogares y no sólo casas.

Amigas, queremos recordarles que Pilar estará con su ciclo de conferencias internacionales, esta vez con la investigación “NO QUIERO CECER”, sobre la educación de los hijos en: 

  • Miércoles, 20 hrs, Metro en MONTEVIDEO, URUGUAY
  • Sábado 21 de Septiembre, 20 y 22 hrs, en el Hotel Sheraton de Córdoba, Argentina  

Comentarios

comentarios

One comment

  1. Pilar, eres seca…..son cosas tan simples que en realidad llega a dar miedo, yo no tengo hijos, pero el dia que los tenga mi casa estará llena de juguetes, con murallas rayadas con lapices, con olor a comida casera como dices, gracias a Dios tengo un hogar y no un piloto. ami tambien me da rabia que los cumpleaños se celebren en los macdonalds, incluso los velorios en una capilla……(esto lo encuentro atroz porque son los ultimos momentos de esta persona en su casa)
    viva el calor de hogar, las murallas sucias, las alfombras con dulce, los manteles con bebida….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>