cirugia en niños

¿CIRUGÍA ESTÉTICA EN NIÑOS Y ADOLESCENTES?

Hoy, la edad a la que se están sometiendo las personas a cirugía estética, ha disminuido. Antes eran solo adultos, pero en la actualidad se están haciendo muchas intervenciones a jóvenes e incluso niños, eso sí, con los límites anatómicos y sicológicos de las diferentes etapas. Y es impresionante el cambio de actitud que tienen, ganando seguridad y autoestima.

Niños: no más bullying

Hay que diferenciar entre cirugía estética y reconstructiva. Esta última es la que se realiza frente a malformaciones y se puede practicar desde que nacen los niños en adelante. Pero la estética es diferente, ya que es simplemente para mejorar algún aspecto del cuerpo. Por ejemplo, “La cirugía estética más frecuente que se hace durante la infancia es la otoplastastia, procedimiento para arreglar el aspecto de las orejas de los niños, debido a una variación o prominencia de los pabellones auriculares, lo que afecta mucho el autoestima y seguridad de éstos, ya que muchas veces son objeto de burlas o bullying”, nos cuenta Sergio Valenzuela Urquidi, cirujano plástico y de reconstrucción de la Clínica Lo Curro y Mediterránea.

Adolescencia: búsqueda de la identidad

En el caso de los adolescentes, ellos empiezan a preocuparse por su aspecto físico, generalmente, por temas que vienen arrastrando de la época del colegio: las orejas también, narices (para mejorar la forma de la nariz, afinarla, respingarla, limar hueso…), pechos muy grandes (en hombres –ginecomastia- y mujeres), o muy pequeños, etc. La liposucción no es habitual, son casos muy puntuales, ya que se les recomienda ir a la endocrinóloga y/o nutricionista, u otros antes de someterse a una cirugía que necesariamente requiere de cambios de hábitos y una vida saludable.

La gran mayoría quiere cambiar su aspecto antes de entrar a otra etapa, como es ir a la universidad, irse de viaje, etc., como una manera de enfrentar el nuevo entorno de otra forma. Aunque también hay mucho de moda, cuando ven que un amigo o un par quedó bien luego de operarse, ellos quieren lo mismo.

“Tienen altas expectativas y realmente les cambia la vida. Los pre adolescentes (de un promedio de 12-15 años) están menos preparados emocionalmente, por ejemplo, ante complicaciones. Ante esto es recomendable aplazar un poco los plazos si fuese posible, además para esperar que se desarrollen bien en cuanto a su anatomía (para el caso de la nariz u otros), no así cuando ya tienen entre 16-18 años y están más maduros, por estar en la etapa final del crecimiento”, explica el cirujano plástico, Dr. Valenzuela. A lo que agrega: “Es impresionante ver el antes y después, porque el cambio no es solo físico, sino también emocional, lo que es aún más potente”.

Recomendaciones a la hora de enfrentar una cirugía estética en niños

  • A la hora de enfrentar una cirugía, los padres deben elegir a un profesional y centro médico adecuado. Para ello deben consultar a más de un cirujano, preguntarle a sus pares (a otros padres) acerca de sus experiencias, si es que alguno ha vivido algo similar.
  • Por parte del profesional, es fundamental conversar con los papás y sus hijos, explicarles bien cuáles son los beneficios y pasos de la cirugía. Con eso se calma la ansiedad y se enfrenta la situación con el conocimiento suficiente. Generalmente, los niños están entusiasmados y son muy colaboradores en las diferentes etapas del proceso.
  • Los menores de edad requieren del permiso de sus padres si quieren intervenirse, mientras que a los de 18 años ya pueden tomar sus propias decisiones.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>