ana-derrota-ok

CÓMO ACEPTAR UNA DERROTA PERSONAL

Por ANA GABRIELA ROJAS / @AnaGabrielaRoj8

Todos alguna vez hemos experimentado una derrota, pero lo importante es volver a levantarse con serenidad y dignidad. Recuerda que ser derrotada no es sinónimo de sentirse derrotada. Aprendamos entonces a salir airosas cuando esto nos suceda.

Cuando cambiamos la forma en que percibimos, cambiamos también las emociones que éstas nos provocan; por lo tanto, frente a una derrota lo mejor es  mirarla con “los mejores ojos”, y vivirla con tranquilidad y aceptación. ¡La próxima oportunidad nos irá mejor!

“No son los hechos los que duelen sino la forma en que los percibimos”                          (Eckhart Tollé).

¿Qué puedo hacer entonces?

Cuando te encuentres experimentando una derrota, lo primero será no derrumbarse. Relájate y considera que hay cosas mucho más delicadas y tristes, como una enfermedad terminal, la muerte de un ser querido, etc. Piensa en que ha sido “solo una batalla y no la pérdida de la guerra”.

Tómalo como un aprendizaje, la próxima vez seguro lo harás mejor. Por lo tanto focalízate en el ahora y en lo que viene, y no en lo que ya pasó. Piensa que el pasado solo es la huella del camino, pero no eres tú.

Es verdad que a veces no resulta fácil dejar atrás los recuerdos desagradables, pero por esa misma razón necesitamos dirigir toda nuestra voluntad y energía para que ocurra el cambio. Entonces, que sea esa derrota la que te inspire a seguir adelante, recordando siempre que aceptar no es resignarse y tampoco es sinónimo de fracaso irreversible. Es algo circunstancial y temporal, que no sea un motivo para dejar de intentar, si no te sumirás en la desesperanza y la tristeza.

Es fundamental que aprendamos a buscar nuestro equilibrio interior a pesar las derrotas, esto nos llevará finalmente a la paz interior y a comprender que sí somos capaces de remontar nuestros esfuerzos para seguir adelante ante los desafíos por venir.

“Cuando la vida te de una patada, ¡que esa patada te lance hacia adelante!”.                         (E. Stanley Jones).

La derrota como oportunidad

Tómala como una verdadera oportunidad de vida y reflexiona sobre ella, aceptando también tu responsabilidad; con esto no perderás la perspectiva y podrás evaluar las cosas en su justa medida.

Al final toda derrota personal nos invita a la acción y a sacar lo mejor de nosotras. Con esto fortalecemos nuestra autoestima, auto confianza y bienestar general. Y la verdad es que no siempre se gana, y cuando ocurre lo que no buscamos, hay que seguir viviendo, dando la cara con valentía y ¡la mejor actitud!

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>