a ana mujer aprende a nadar

¿ES POSIBLE APRENDER A NADAR SIENDO ADULT@?

Por ANA GABRIELA ROJAS / @AnaGabrielaRoj8

¿Quieres aprender a nadar pero sientes un poco de ansiedad y temor? ¿Tal vez un poco de vergüenza de aprender a una edad adulta? Es importante que recuerdes que todo es factible de aprender. Para lograrlo es necesario tomar conciencia de esta realidad aceptándola sin miedo y sin prejuicios.

La verdad es que no son pocas las personas que quisieran saber nadar y que por diversas circunstancias de vida no tuvieron la oportunidad para aprender. Hasta hace algunos años no se le daba tanta importancia a la natación como ahora, que el acceso a las piscinas es mayor.

Entonces, si eres una de ellas, en primer lugar pregúntate: “¿Quiero aprender a nadar por presión de terceros o realmente es un deseo propio?; ¿siento temor al agua?; ¿me da vergüenza asistir a un curso de natación a esta edad?

Lo común es que este tipo de miedo sea el resultado del desconocimiento y la falta de experiencia con el agua, pero cuando se tiene la oportunidad de estar en contacto, este temor generalmente tiende a desaparecer poco a poco.

¿Hidrofobia?

Existen personas cuyo temor es realmente muy grande, lo cual estaría asociado sobre todo a experiencias de tipo traumáticas, tales como ser arrastrados por una ola, principio de ahogamiento, etc.  Entonces cuando el miedo al agua es desmesurado y paralizador, se le denomina hidrofobia.

De acuerdo a los expertos, la aversión al agua que nos impide aprender a nadar tiene un muy buen pronóstico, pudiéndose superar por medio de diferentes terapias, algunas basadas en el trabajo de los pensamientos, conducta y emociones; otras que trabajan las creencias y expectativas respecto a este tema, etc.

Algunas sugerencias si quieres partir ahora

  1. Cuando busques un lugar para aprender a nadar, consulta si existe algún grupo o personas que se encuentren en tu misma situación.
  2. Trata de hablar con los profesores o monitores a cargo, ellos serán una guía y te darán la confianza necesaria. Verás que más temprano que tarde, terminarás disfrutando del agua.
  3. Lo ideal es que no te rindas ni antes ni durante tu proceso de aprendizaje.  Lo más probable es que al principio sientas inseguridad, pero será primordial que tú misma te auto-motives. Tómalo como un desafío.
  4. No es necesario que te pongas fechas, simplemente recuerda que «cada día tiene su afán».
  5. Se ha visto que quienes temen aprender a nadar tienen un fuerte rechazo a sentir el agua en la cara, por lo tanto se recomienda que te familiarices con esta situación.
  6. Los expertos además sugieren realizar ejercicios de respiración.

La edad y los temores no tienen por qué detenerte. Simplemente pierde la vergüenza y atrévete, considera además que siempre es momento de aprender.

El miedo te puede inmovilizar porque hace que veas todo aumentado, entonces enfréntalo y verifica que tan real es. Lo más probable es que te encuentres con una gran y muy grata oportunidad y experiencia.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>