pareja

#ESTADOCIVIL 1: NO ESTOY NI AHÍ

Por JAVIERA MARTÍNEZ / @p0ps_

Juro por DioR, que todas hemos tenido un amor así; de una u otra forma nos hemos encontrado con este tipo de hombre al que pareciera no importarle nada de lo nuestro, y aún así caemos en sus redes y lo peor de todo, permanecemos en ellas.

Sí, definitivamente este hombre existe o existió en la vida de cada mujer. Ese macho alfa al que no le importa nada de lo que quieres, nada de lo que te gusta, de lo que haces, ni mucho menos de lo que sientes. Ese ser humano (por llamarlo de alguna manera) que siempre tiene algo más importante que hacer; cuyos amigos, pega, vecinos, perro, gato, auto, todo absolutamente todo es más trascendental que tú. ¡Ni hablar de los panoramas propios! Echarse literalmente en el sillón a ver series, a jugar el último juego de Play que se compró con sus súper efectos 3D y disfrutar por horas del Home Theater con sus parlantes de última generación y el volumen a todo lo que da, para él es ‘lo más’.

Ese hombre que te encuentra ridícula cuando le propones salir juntos a comprar los regalos de navidad, que no se aparece en los cumpleaños de tus sobrinos, porque son fomes y están llenos de “cabros chicos” (¡como son los cumples de niños, no más poh!). Ese que le da alergia cuando le cuentas que irás a un concierto de una banda pop, porque para él sólo existen esas bandas rockeras de los años no sé cuánto, que nadie más que él y su grupo de amigotes conoce.

Y es así como te encuentras miles de veces, armando panoramas con tus amigas y sus parejas, para asistir finalmente… ¡SOLA!, porque al susodicho le cargó la idea. Junto con bancarte la pena porque él no te acompaña, debes además deshacerte en excusas, justificaciones de lo más absurdas para explicarles a tus amigos la ausencia del personaje en cuestión.

Todas, insisto, hemos tenido un mino que “no está ni ahí” con nosotras. Y sucede entonces que empezamos a cuestionarnos su respiro y miles de cosas más: ¿Por qué me habrá elegido?, ¿Me amará realmente?, ¿Tiene a otra?, ¿Soy muy fome?, ¿Estoy más gorda? La lista de preguntas parece nunca acabar.

Pero si se fijan, si analizan todos esos cuestionamientos notarán que, equivocadamente, nosotras asumimos la culpa por la actitud del otro. Pareciera ser que cuando él “no está ni ahí”, somos nosotras las responsables, y terminamos justificándolo: “Sí, está bien que se vea la maratón de series, tirado en el sillón, sin bañarse siquiera, porque pobrecito, ha trabajado toda la semana”; ó, “Prefiere no venir al cumple porque él no está acostumbrado a la bulla y le va a doler la cabeza, pobrecito, se puede sentir mal.”

Pero mujeres, ¡atinemos! El “no está ni ahí” con todo lo que tenga que ver con nosotras; a él no le molesta la bulla, a él pareciera molestarle cada pedazo de nuestra humanidad.  Entonces no justifiquemos su falta. Él está con nosotras porque así lo eligió, nadie lo obligó a hacerlo. Eso conlleva un montón de consideraciones a las que debe responder por mucho que no le gusten, pero si nos ama realmente, debería hacerlo por amor, por respeto hacia nosotras, que es la premisa de cualquier relación. ¿O acaso nosotras no hacemos por él cosas que no nos agradan?

Amigas, tenemos que centrar la atención en nosotras mismas, en esos ruidos internos, esa vocecita que nos dice que las cosas no van bien, si a él no le importa lo que sucede en nuestra vida. A veces, nosotras mismas somos las culpables de vivir lo que vivimos, porque a todas luces salir de nuestra “zona de confort” es más difícil de lo que pensamos. Enfréntemonos con nuestros miedos, seamos valientes, escuchémonos, reconozcámonos, y finalmente preguntémonos… ¿Vale la pena “estar ahí” cuando el “no están ni ahí”?

Comentarios

comentarios

One comment

  1. Que se. Puede comer para el desalluno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

'