ana-hijo-no-habla

MI HIJO PREESCOLAR AÚN NO HABLA, ¿QUÉ HAGO?

Por ANA GABRIELA ROJAS  / @AnaGabrielaRoj8

Si bien es necesario poner atención al proceso de desarrollo de nuestros niños, la mayor parte de los pequeños se van normalizando sin problemas. No obstante muchas mamás se preocupan cuando sus hijos en edad preescolar no hablan. ¿Qué hacer? Te contamos.

En general un pequeño pronuncia sus primeras palabras entre los 10 y 14 meses: papá, mamá;  animales como perro, gato; alimentos como agua, pan; partes del cuerpo: ojos, boca, mano; además de algunas prendas de vestir y posiciones: arriba, abajo; y otras cosas cotidianas como hola, chau, gracias, etc.).

Alrededor de los tres años se espera que verbalice aproximadamente unas 1.400 palabras y que use frases que involucren tres componentes: nombre+verbo+nombre (por ejemplo: “perro come comida”).

Lo primero es decir que, como en otros temas acerca del desarrollo, el logro del lenguaje tendrá su propio ritmo de acuerdo a cada niño. Podemos hacer un símil con el momento en que aprende a caminar solito, no todos lo hacen antes de cumplir un año, es más, hay algunos que lo hacen al año y medio y pronto regularizan esta habilidad como todos los demás.

¿Cuándo preocuparme?

Será importante descartar situaciones que pudiesen interferir en la adquisición  del habla tales como problemas de tipo auditivo o algún trastorno como la tartamudez.

“En general los papás y las personas más cercanas han de comprender prácticamente la mitad de todo lo que dice el niño cuando éste cuenta con dos años. A los tres, las tres cuartas partes del habla; y a los cuatro, incluso los que no tienen relación con él de manera habitual, deben entenderlo a la perfección. Si este proceso no se desarrolla de esta manera, lo ideal es consultar con un profesional”, dice la española Verónica Minguito Orellano, logopeda y especialista en atención temprana y psicomotricidad.

Cabe señalar que el desarrollo del lenguaje además puede verse obstruido por algún suceso importante, como por ejemplo, los celos involucrados con la llegada de un hermanito, o traumas que pueden bloquear psicológicamente al pequeño.

Por lo tanto, la sugerencia es consultar al pediatra y acudir a las derivaciones correspondientes que señale el profesional.

Sin embargo es importante señalar que si a un niño le basta con indicar con la mano o el dedo lo que quiere y el adulto que lo cuida se lo da, entonces no necesitará aprender el nombre de las cosas para obtenerlas. Por lo tanto, se ha de estimular el habla sugiriéndole que en vez de señalar pida lo deseado con palabras.

¿Qué podemos hacer como padres para estimular su habla?

Como padres podemos utilizar algunas simples técnicas para la estimulación y reforzamiento del lenguaje tales como:

  • Ir verbalizando las acciones que estamos haciendo, por ejemplo: “Nos estamos peinando”, “Te pongo las zapatillas”, “Estamos caminando hacia el colegio”, etc.
  • También puedes repetir durante el día las palabras de uso diario que aún no verbaliza, tales como comida, cepillo, patio, perro, etc.
  • Permanentemente leerle cuentos e historias, sobretodo antes de dormir.
  • Puedes decirle que dibujarás lo que él o ella pida, y luego le preguntas acerca del dibujo realizado.
  • Estimulas también su lenguaje cuando le realizas preguntas abiertas: “¿Cómo se usa esto?”,¿Qué quieres hacer ahora?”

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

'