Reciente
MI MARIDO ME AMENAZA CON QUITARME A MIS HIJOS, ¿PUEDE?

MI MARIDO ME AMENAZA CON QUITARME A MIS HIJOS, ¿PUEDE?

Por PAOLA CABEZAS / @BcAbogadosEirl

Queridas amigas en el mes de junio de este año nuestro Código Civil sufrió importantes modificaciones, impulsadas por movimientos sociales a cargo de una organización llamada “Amor de Papá”. Dicha organización luchó arduamente por llevar a un plano de igualdad los derechos que, padres y madres, tienen respecto de sus hijos menores de edad, y lo lograron. Y con ello, mayores e importantes cambios. Vamos por parte.

¿Qué es el cuidado compartido?

El cuidado personal compartido, es una institución que busca que los padres, aún cuando vivan separados sean corresponsables y participen en forma activa, equitativa y permanente en la crianza y educación de sus hijos. Esto es un acuerdo de los padres, y debe quedar constancia escrita.

¿Qué hacer si no existe posibilidad de acuerdo?

El papá o mamá que no vive con el menor, definitivamente puede demandar a la otra parte.

Antes de la modificación introducida a nuestra legislación, el Art. 225 del Código Civil disponía que, si los padres vivían separados, el cuidado personal de los hijos correspondía a la madre.

Así de clara y tajante era la norma, de modo que las madres se sabían ganadoras casi al 100% al enfrentarse a un juicio de esta naturaleza, y por su parte, los hombres se veían en total desventaja.

Actualmente la normativa dispone que si los padres viven separados los hijos continuarán bajo el cuidado personal del padre o madre con quien estén conviviendo. De ese modo se equiparan las opciones tanto para hombres como para mujeres.

Por otra parte, un juez, ante una demanda por el cuidado personal de los hijos, deberá regirse según los criterios y circunstancias detallados  en el Art. 225-2 del Código Civil, para determinar a cuál de los dos padres corresponderá el cuidado de los menores.

Dentro de éstos, les señalo algunos de los mismos:
  • La vinculación afectiva entre el hijo y sus padres.
  • La aptitud de los padres para garantizar el bienestar del hijo y la posibilidad de procurarle un entorno adecuado, según su edad.
  • La contribución económica a la mantención del hijo mientras estuvo bajo el cuidado personal del otro padre, siempre y cuando haya podido hacerlo.
  • La actitud de cada uno de los padres para cooperar con el otro, a fin de asegurar la máxima estabilidad del hijo y garantizar la relación directa y regular.
  • La dedicación efectiva que cada uno de los padres procuraba al hijo antes de la separación y, especialmente, la que pueda seguir desarrollando de acuerdo con sus posibilidades.
  • La opinión expresada por el hijo.
  • El resultado de los informes periciales que se haya ordenado practicar.
  • Los acuerdos de los padres, antes y durante el respectivo juicio.
  • El domicilio de los padres.
  • Cualquier otro antecedente que sea relevante atendido el interés superior del hijo.

De todas maneras, quiero hacer dos observaciones importantes:

1.- La naturaleza siempre le dará una mayor importancia a la madre, al menos en los primeros años. Temas como el no impedir la lactancia normal del menor son indiscutibles.

2.- Para que un juez decida alejar al menor de su madre, deben concurrir situaciones graves. La gravedad será calificada por cada juez, pero tengan en consideración, drogadicción de la madre, ejercer oficios que lleven al menor por una vida equivocada, malos tratos físicos o psicológicos entre otros.

¿La capacidad económica es preponderante en estos casos?

Sabemos que la forma más usual que tienen los hombres para amenazar a las mujeres con quitarles el cuidado personal de los hijos es argumentando superioridad económica, lo que sin duda atemoriza a las mujeres, puesto que el tema de la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres es algo de conocimiento público. Pero queridas amigas, no se dejen amedrentar por eso, el código civil es claro y expresa:

“En ningún caso el juez podrá fundar exclusivamente su decisión en la capacidad económica de los padres”.

En definitiva, la decisión de quien detente el cuidado del menor, será tomada considerando el interés superior del niño.

Esperamos esta información haya sido de utilidad y  que cualquier duda la canalice a través de nuestro correo electrónico paolac@bcabogados.cl, en nuestra página web www.bcabogados.clo en nuestro twitter @BCAbogadosEIRL

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>