ana gabriela no quiero ser mamá

NO QUIERO HIJOS AHORA… NI DESPUÉS

Por ANA GABRIELA ROJAS / @AnaGabrielaRoj8

Cuando una mujer anuncia que está embarazada, a menos que sea una adolescente, casi todo el mundo se pone feliz. Pero cuando dices al mundo que tu decisión de vida es no tener hijos, lo más probable es que seas juzgada y cuestionada con un: “¡¿Pero por qué?!”

No solo el priorizar la carrera o disfrutar de la vida pueden hacer que decidas aplazar por largo tiempo la maternidad. Más allá de esto nos encontramos con mujeres para quienes los hijos no son una opción ni ahora, ni nunca. Razones pueden haber muchas, y entre ellas el tema de no querer colocar a la maternidad como un acto obligatorio que una mujer deber hacer, solo por el hecho de ser mujer.

Esta es una realidad mucho más frecuente hoy en día, especialmente en mujeres que sobrepasan los 30 años de edad, que están muy resueltas respecto a sus vidas, no necesariamente en pareja, y si lo están, dejan muy en claro y desde un principio, su posición respecto al tema de los hijos.

¡Pobrecita, se va a quedar sin hijos!

Siempre habrá alguien que mirará con lástima a una mujer que ha tomado la decisión de no engendrar. Esto no solo revela la poca empatía que se tiene con el otro, sino que además hará que esta mujer no comprendida, pueda llegar a sentirse eximida de una sociedad que pretende dar las directrices de cómo y en qué formas una mujer ha de ser feliz.

Si eres una de las personas que ha tomado tal decisión, no te preocupes por el que dirán, y cuando escuches cosas como: “pobrecita, no tiene hijos”; “no sabe lo que se pierde;, “ser madre es lo mejor que le puede pasar a una mujer”; “no importa que no tengas pareja, pero embarázate ahora que todavía puedes”; o “las mujeres deben tener hijos”, etc., no te desesperes, piensa en que cada persona responde a sus creencias respecto al significado de ser mujer y nada más.

Que optes por caminos que la mayoría no toma, no significa que esté mal, ni que sea una mala decisión, simplemente es otra.

Una vida contemplativa

La necesidad de complementarse con otros responde a la creencia de que los seres humanos somos seres incompletos, que necesitamos llenar vacíos personales con la presencia de esos otros. Pero, en realidad, cada uno de nosotros somos ya seres humanos completos. Recordemos que los grandes maestros espirituales de toda religión no necesitaron de parejas o hijos, llevando una vida contemplativa y no menos feliz que quienes tienen la experiencia de ser padres.

Por supuesto que cuando eres madre sientes que es algo incomparable y maravilloso, y quisieras que las demás también experimentaran tal dicha. Pero no olvidemos que también hay madres que maltratan a sus niños y a nuestros ojos, son mujeres que nunca deberían haber tenido hijos.

Por lo tanto, el no ser madre es una decisión personal, tomada desde los dictámenes del corazón, respetando siempre las propias convicciones y valores.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>